LOS CATÁLOGOS DE PAPEL REGRESAN CON FUERZA ¿QUÉ PRETENDEN LAS MARCAS TRANSMITIR AL CONSUMIDOR?

Firmas como Anthropologie, American Girl, Pottery Barn o Patagonia se están lanzando a esta nueva tendencia y están recuperando al catálogo en papel

Los catálogos de las tiendas son una de las prácticas de conquista del consumidor que se siguen empleando en la actualidad que tienen una historia más bien larga. Los primeros intentos de venta por catálogo se remontan al siglo XV aunque, en realidad, el boom de la venta por catálogo está en el siglo XIX, cuando la consolidación de los servicios de correos y el boom del ferrocarril permitieron entregar rápidamente las compras que hacían los consumidores que no podían estar en la tienda física de la que salían los catálogos.

De hecho, muchas de esas firmas de venta por catálogo del siglo XIX siguieron operando durante el siglo XX y algunas alcanzaron hasta el siglo XXI. El siglo XX siguió siendo un momento propicio para ellas y posiblemente todo el mundo tenga en la mente el momento en el que dejaban en los buzones catálogos de diferentes marcas de venta por catálogo, como por ejemplo la firma de ropa Venca o la tienda de libros que funcionaba como club de lectores Círculo de Lectores.

Pero la llegada del siglo XXI hizo que muchos de estos servicios y muchos de estos catálogos tuviesen menos peso y conquistasen menos a los consumidores. Al fin y al cabo, ellos no eran más que una especie de compra por internet antes de internet y una vez que el ecommerce llegó a los hogares empezaron a perder cierto sentido. Por ejemplo, Círculo de Lectores ha tenido que enfrentarse en los últimos meses a la rumorología (que apuntaba que iban a cerrar algunas de sus filiales) y acabó siendo vendido en España a un grupo editorial mucho más grande.

Pero no solo los catálogos de venta tuvieron suerte y entraron en decadencia, también lo hizo el catálogo como forma de mail marketing tradicional (es decir, buzoneo). El catálogo tenía un gasto de impresión que de entrada parecía que superaba a cualquier cosa que se pudiese hacer online y no siempre era recibido con interés por el usuario (más allá de catálogos que son clásicos, prácticamente, como el anual de Ikea o el de juguetes por Navidad), por lo que su interés y su atractivo empezaron a decaer.

Seguir leyendo…

http://www.puromarketing.com/88/23862/catalogos-papel-regresan-fuerza-pretenden-marcas-transmitir-consumidor.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s