EMPLEABILIDAD: 5 PILARES DE TU MARCA PERSONAL 

La palabra “empleabilidad” no es de uso común. Para algunos profesionales especializados en “Recursos Humanos” es más conocida. 

Pero se trata de un término muy importante para quienes se ocupan de su Marca Personal o Personal Branding, porque al grado de empleabilidad sirve como indicador de lo que han logrado en cuanto a reputación profesional. No vas a conseguir “empleabilidad” en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). Su origen está en la palabra inglesa “employability”, en la cual se combinan dos términos: employ, que significa empleo, y hability, que se traduce como habilidad.

Así que podemos decir que la empleabilidad es el conjunto de habilidades y competencias necesarias para conseguir, conservar y desarrollarse en un empleo determinado.

En términos prácticos, si buscas trabajo como ingeniero pero no tienes estudios formales sobre la materia, o no tienes ninguna experiencia con funciones relacionadas, o eres completamente desconocido para tu potencial empleador, tu empleabilidad en este caso es muy baja o nula.

En este sentido, la empleabilidad es un concepto clave para todo profesional que le interese tener y/o mantener su empleo, o desarrollarse profesionalmente para avanzar en su carrera, porque su nivel de empleabilidad es reflejo de su propia marca personal.

De manera que si te interesa desarrollar o mejorar tu empleabilidad, debes ocuparte de inmediato de las siguientes habilidades y competencias profesionales:

1. Disposición hacia el aprendizaje

La cantidad y velocidad de cambios en los conocimientos de casi todas las áreas de trabajo es tal, que todos los profesionales deben tener la humildad necesaria para mantener abiertos a asimilar nuevas maneras de hacer las cosas.

Debes tener presente que el mayor proceso de aprendizaje es el que vives en el trabajo, más allá de lo que estudiantes en una institución de educación formal (universidades, institutos, etc.).

Y aún más importante, debes tener presente que el aprendizaje es acerca de lo que llevas a la práctica, más allá del conocimiento que tengas. Es decir, aprendizaje es acción.

2. Adaptación rápida a los cambios

Ya no es suficiente con adaptarnos a los cambios. Ahora debemos hacerlo con la velocidad adecuada. De lo contrario, es muy fácil disminuir la empleabilidad y que el mercado laboral nos expulse temporal o definitivamente.

Para adaptarnos rápidamente a los cambios necesitamos ejercitar nuestra flexibilidad mental. Esto quiere decir, que necesitamos practicar de manera continua la exploración de ideas y maneras diferentes de trabajar.

Si ejercitamos este espíritu de búsqueda, nos mantendremos andando a la velocidad de los cambios y hasta podremos anticiparlos.

3. Comunicación interpersonal empática

Es fundamental tener conciencia y practicar en todo momento la empatía: ponernos en el lugar de los demás para poder comprender mejor sus necesidades y sentimientos.

Ser empáticos es una forma de inteligencia emocional que nos permite comunicarnos mejor, bien sea cara-a-cara, por teléfono o por medios digitales escritos.

Y comunicarnos con empatía significa:

  • Contar con la credibilidad y la confianza necesarias de nuestros interlocutores;
  • Escucharlos sin prejuicios, en función de comprenderlos de verdad; y
  • Transmitir mensajes adecuados a cada caso, con la indispensable coherencia entre lo que decimos y hacemos.

4. Trabajar en equipoSignifica entender que un equipo no se hace automáticamente porque todos estamos en un mismo lugar o porque se decrete. El trabajo en equipo es el resultado de un esfuerzo individual para coordinar y complementar el trabajo personal con el trabajo de otras personas.

Esto implica tener disposición y proactividad de hacer equipo, no solo con personas diferentes a nosotros mismos sino que en muchos casos también están físicamente distantes y hacemos equipo comunicándonos con ellas por teléfono o por medios digitales.

5. Distinguirse en lo que se hace

Tiene mayor empleabilidad la persona que se ocupa de hacer las cosas más sencillas y ordinarias, de manera extraordinaria, gracias a la pasión que pone en su trabajo, aunque la tarea parezca “pequeña”.

El profesional que más se distingue para cualquier empleador es el que no hace las cosas “más o menos”, sino que siempre se esfuerza en dar lo mejor de sí como individuo para lograr el mejor resultado como equipo.

Y la gente que más se distingue con su trabajo no es la que espera por motivadores externos, sino que se fundamenta en su propia automotivación, gracias a que tiene metas y objetivos personales bien alineados con los intereses de su trabajo.

Para mejorar tu empleabilidad

Como acabas de ver, estas habilidades están relacionadas con áreas de formación que no son típicamente académicas. Por lo tanto, su asimilación y aprendizaje requiere de tu disciplina personal para formarte estudiando libros y asistiendo a cursos sobre estos temas.

En este sentido, es muy recomendable que asumas tu reputación profesional como un proyecto de Marca Personal, lo cual te brindará una perspectiva más utilitaria de lo que debes hacer para mejorar y fortalecer tu empleabilidad.

Seguir leyendo…

http://www.puromarketing.com/29/24248/empleabilidad-pilares-marca-personal.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s