LOS SECRETOS DE LOS HASHTAGS DE MARCA Y CÓMO FOMENTAR SU USO ENTRE LOS INTERNAUTAS

Cómo las marcas y empresas pueden impulsar sus hashtags entre los internautas

El sueño de todas las marcas con presencia en redes sociales es convertirse en virales y erigirse en quienes marcan la tendencia. Ser quien impone la conversación y lograr que todo el mundo hable de los temas que a tu marca le interesan es un gran punto a favor de la estrategia de posicionamiento de la compañía en la era de las redes sociales. Todas las marcas quieren por tanto que los vídeos que suben a su perfil de Facebook sean compartidos de forma masiva, todas quieren acumular favoritos y retuits y, por supuesto, todas quieren que los hashtags que emplean se conviertan en trending topic o, al menos, que sean empleados por los consumidores cuando hablan del producto.

El hashtag es por tanto una suerte de obsesión, un punto en el que todas las empresas quieren llevar la voz cantante. No hay evento o congreso en el que no se incluya en hashtag que hay que emplear en el material asociado al evento, para que los asistentes no duden sobre qué hashtag emplear para hablar del mismo. No hay estreno en televisión que no posicione el hashtag en una esquina de la pantalla, para que los consumidores puedan participar en la social TV hablando de lo que ven y usando el término más adecuado. Y no hay campaña orquestada en redes sociales que no haya tenido un momento de brainstorming para intentar averiguar cuál era el hashtag con más gancho.

Lograr que los consumidores empleen el hashtag que ha escogido la marca no es siempre fácil. Muchas veces los consumidores crean hashtags alternativos, que a veces logran tener más éxito que los creados por la propia compañía. Uno de los casos más conocidos en los últimos años sobre trending topics nacidos fuera del control de la marca que los intenta lanzar fue el del programa de Cuatro Quién quiere casarse con mi hijo, en el que fue un irónico hashtag lanzado por un espectador (y popular tuitero) el que se convirtió en el que todos los espectadores seguían y usaban, obligando a la marca no solo a repensar su estrategia en Twitter sino también a adoptar el lenguaje que usaban esos espectadores.

A pesar de ello, las compañías siempre parten con la intención de dominar la conversación con su propio hashtag y para ello es muy importante tener en cuenta ciertas realidades. ¿Qué consejos se deben tener en cuenta a la hora de escoger un hashtag con el que aglutinar la conversación?

¿Qué se quiere compartir?

El primer punto en el que deben pensar las marcas es en el tipo de contenidos que quieren que sus consumidores compartan y sobre el que quieren que hablen. No es lo mismo una red social que otra y no se pueden pedir las mismas cosas en todas las redes sociales. Y, además, también hay que tener en cuenta que no todas las redes sociales permiten conseguir los mismos objetivos finales. En Instagram, como explica a BizReport un experto, no se pueden incluir links en las fotos, lo que hace que la marca tenga que esforzarse más por conseguir el retorno del hashtag. Y en Twitter no se le puede pedir a la gente que cuente cosas muy largas o complejas: solo tendrán 140 caracteres para hablar.

Esfuérzate por convencerlos de que usen el hashtag

O como señalan los expertos: incentiva el uso. Las marcas tienen que hacer todo lo posible por posicionar el hashtag ante los consumidores y por empujarlos a usarlo. El hashtag tiene que ser fácilmente localizable e identificable (ahí están las cadenas de televisión que lo rotulan en la pantalla) y no debe resultar muy complicado encontrar el hashtag ‘oficial’ para seguir una conversación.

Eso sí, las marcas tienen que tener muy claro lo que están haciendo y, sobre todo, cuales son las fronteras entre ayudar al usuario a encontrar el hashtag adecuado y el ser un pesado y prácticamente un spammer poniendo el hashtag hasta en la sopa. No se puede insistir en todo momento en el hashtag y por supuesto no se puede penalizar o, por así decirlo, llamar la atención a aquellos usuarios que están usando otro hashtag. Esos comportamientos solo crearán una imagen negativa para la marca y harán que el consumidor sea mucho más reticente a usar tu hashtag.

Genera excusas para usar el hashtag

Los eventos y los actos son los principales momentos en los que las marcas pueden incentivar el uso de un hashtag y unos de los que posibilitan que se emplee de forma prácticamente natural. Conseguir sin embargo de forma orgánica que los consumidores empleen ciertos hashtags o que hablen de una marca de forma ordenada no es en absoluto fácil, así que lo mejor es crear ventanas para que esto suceda. La marca tiene que generar excusas que expliquen por qué los consumidores están usando esos hashtags. Los concursos son una manera muy buena de lograrlo, así como el pedirles que cuenten experiencias propias.

Crear el hashtag perfecto no es fácil

Conseguir que todo el mundo emplee el hashtag que estás defendiendo no es tan fácil, especialmente porque encontrar el hashtag perfecto no es en absoluto fácil. Si lo que se busca es singularizarse frente a las demás conversaciones que se están produciendo en redes sociales, se necesita crear una etiqueta original que funcione de forma casi exclusiva. Esto es, no tiene ningún sentido usar elementos como pueden ser #yaesviernes o #vueltacole y esperar que en las conversaciones que se generen asociadas a esa etiqueta no se cuelen muchos mensajes que no tienen nada que ver con la marca y con la conversación que se está generando asociada a ella.

Por tanto, la marca tiene que esforzarse por encontrar una palabra única. Además, tiene que ser fácilmente reconocible (el usuario tiene que asociarla rápidamente a la marca en cuestión) y pegadiza. Como la canción del verano, que uno no consigue sacar de la cabeza, el hashtag tiene que quedarse rápidamente en la mente del usuario.

Ni palabras largas ni composiciones extrañas

Y en ese camino hacia el hashtag perfecto las marcas deben evitar ciertos errores de bulto. Uno, que es más habitual de lo que parece, es el de apostar por un hashtag que cuesta escribir, ya sea porque se han incorporado palabras raras o extranjeras (no, no todo el mundo es capaz de escribir en inglés, aunque solo sea una palabra) o porque la marca quiso decirlo todo en el hashtag y lo ha convertido en una palabra infernalmente larga. El hashtag de la marca no debe competir con el pueblo galés que está en el libro Guiness como el que tiene el nombre más largo del mundo por ser la palabra más extensa jamás conocida.

Igualmente, la marca debe ser cuidadosa con los hashtags que elige y debe tener mucho cuidado con los juegos de palabras. Como apunta un experto a BizReport, nunca está de más preguntarle al típico amigo inmaduro qué ve cuando se le muestra el hashtag. Si él logra hacer algún descubrimiento vergonzante, posiblemente otros lo harán.

Piensa en los hashtags a largo plazo

Las redes sociales son algo efímero y los hashtags tienen, de entrada, una vida limitada. Pero no por ello se debe centrar la marca solo en el momento: la estrategia debe pensarse como algo a largo plazo. Algunos hashtags pueden convertirse en algo con una duración mucho más extensa y, sobre todo, en algo que se acabe incorporando de forma orgánica a las conversaciones de los consumidores. Además, los hashtags pueden seguir todos una misma línea editorial, para que así los consumidores puedan reconocer rápidamente con qué marca están tratando.

Seguir leyendo…

http://www.puromarketing.com/42/25358/secretos-hashtags-marca-como-fomentar-uso-entre-internautas.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s