7 errores que estás cometiendo en tu estrategia de social media

7 errores que estás cometiendo en tu estrategia de social media

 

por: Carlos Herrero

Largo y tendido se ha escrito y hablado sobre el potencial de las redes sociales y cómo se pueden aprovechar para hacer crecer tu negocio.

Sin embargo, sigo viendo a muchos clientes que llegan a la agencia buscando ayuda para mejorar su presencia online y que siguen cometiendo grandes errores o usando técnicas obsoletas que creía enterradas.

Cuándo me preguntan por qué no obtienen resultados siempre me viene a la cabeza la misma respuesta, por qué estás perdiendo el tiempo.

Como yo no quiero que tú también pierdas tu valioso tiempo utilizando estrategias en redes sociales que no sirven, aquí te dejo 7 errores en social media que todavía son más comunes de lo que crees.

#1. Dejad que los seguidores se acerquen a mi…o les obligo

Sí, el tema de tener cuanto más seguidores mejor sigue siendo uno de los errores principales (tenemos un ego descomunal al parecer) y ya no recuerdo cuantas veces he mencionado el dicho de más vale calidad que cantidad.

Gente siguiendo a cientos de usuarios al día en Twitter con el objetivo de que les sigan al poco tiempo o ¡unfollow!

Esto en el mejor de los casos ya que también es fácil ver habitualmente la compra de fans o seguidores por miles.

Sí, es normal estar orgulloso por contar con una gran comunidad, pero si esta es de verdad no de mentira ya que a la larga, te va a perjudicar.

¿El motivo? Sitios como Facebook han mejorado su algoritmo para premiar la interacción entre marca y fans y como es de esperar, si estos últimos son comprados, el engagement es inexistente.

Esto hará que los fans que realmente quieran seguirte no vean tus contenidos ya que su alcance y visibilidad será mínimo.

¿No sería mejor alcanzar a estos fans comprometidos en lugar de tener miles de ellos que no sirven para nada?

#2. Yo, yo y después yo

Soy el mejor, el más barato, el que mejor calidad ofrece, el más cool, el que va a mejorar tu vida en cuestión de segundos…¡STOP!

¿Cuántas marcas pueden prometerte eso? Todas, ya que son solo palabras y lo que cuenta aquí son los hechos.

Si estás todo el día hablando de ti, haciendo auto promoción, la gente rápidamente se cansará y se marchará a otro lugar para no volver.

¿Entonces que voy a hablar de otros? Pues sí y no, lo que tienes que hacer es compartir y ayudar, bien sea con contenido de calidad de terceros o respondiendo a preguntas de tus usuarios.

Puedes pensar que este altruismo no reporta beneficios de forma directa y así es, pero tampoco lo que hacías antes.

Por el contrario, si ayudas a la gente y compartes contenido interesante para ellos sobre tu nicho, comenzarán a relacionarte como un profesional de dicho sector.

Tal vez ahora no consigas nada pero el día que uno de tus usuarios necesiten un servicio o producto que ofreces, seguro que te recordarán.

#3. Publicar cuando te apetece o puedes

Gestionas tú mismo las redes sociales de tu negocio y por tanto, vas publicando cuando tienes un hueco libre entre tanto trabajo.

Siento decírtelo, pero estás perdiendo tu “tiempo libre” con mucha seguridad.

¿Por qué? Es probable que tus seguidores no estén siempre activos en dicho momento ni sea de las mejores horas para publicar, por lo que tu visibilidad será reducida.

Por ello, lo que deberías hacer es medir en qué momentos tus seguidores responden mejor y tienes mayor nivel de interacción en cada red social en la que tienes presencia.

Una vez detectados que franjas son las mejores para realizar tus publicaciones, lo que puedes es hacer es programarlas ya que no siempre vas a estar disponible a esas horas.

Para ayudarte a ello puedes usar herramientas gratuitas como MetricoolBuffer o Hootsuite.

Mi consejos es que en el caso de Facebook nunca programas mediante herramientas, ya que el alcance se reduce considerablemente.

Facebook está empañado en que usemos su red social en todo momento, pero por suerte también puedes programar tus publicaciones a través la red social pulsando en el icono del reloj que verás a la izquierda a la hora de publicar.

#4. Mismo formato en diferentes plataformas

Cada red social tiene sus características y debes saber aprovecharte de ellas además de adaptar tus contenidos.

No puedes limitarte a pensar en una simple línea y poner lo mismo en Facebook, Twitter, Google Plus…replicando una y otra vez tus publicaciones.

En Twitter tendrás que ser un poco ingenioso para aprovechar los 140 caracteres, en Facebook podrás extenderte un poco más pero tal vez te interese publicar adjuntando una foto, en Google Plus compartiendo el enlace directamente para favorecer tu posicionamiento…y así un largo etc con todas las redes sociales.

Por lo tanto, hay formatos que funcionarán muy bien en una red social y otros que notanto por lo que deberás adaptar tus contenidos a las características de cada plataforma.

De esta manera, conseguirás que un mismo contenido sea útil para todos tus perfiles sociales.

#5. Yo vendo hielo a un esquimal

¿Las redes sociales sirven para vender? Sí y no.

De forma directa ya te adelanto que no, de forma indirecta sí ya que es una forma de mostrar información relevante, trabajar una percepción positiva del usuario hacia tu marca, interactuar y ganarte su confianza…

El problema está en que algunos se empeñan en vender directamente a través de las redes sociales. Publican un enlace a su ficha de producto, le dicen a la gente de comprarlo y el resultado es…nulo.

Has querido saltarte de un plumazo todo el embudo de conversión cuando lo que debes hacer es guiar a tu usuario paso a paso.

Una vez te han conocido y han decidido convertirse en tu seguidor, debes atraerlo con contenido de calidad, por ejemplo, con un blog.

Una vez en tu sitio web deberás trabajar para fidelizarlo, que se suscriba y captar su correo.

Ya tienes un contacto directo con él y es aquí donde el email marketing puede ayudarte a cerrar ventas.

Si te das cuenta, lo que se consigue son microcompromisos que el usuario va adquiriendo contigo. De esta forma, cuando se llega a la fase final del embudo de conversión, el momento de la compra, el usuario está más receptivo, incrementando las posibilidades de éxito.

#6. Mi contenido y el de nadie más

Muy relacionado con el punto 2 donde te hablaba de la importancia de no estar todo el día hablando de ti y lo bueno que eres, sino que debes aportar valor a tus usuarios.

Seguro que eres capaz de generar contenido de gran calidad para ellos, pero también vas a necesitar utilizar recursos de terceros.

Muchos clientes se sorprenden o se niegan en rotundo a compartir contenidos que no son propios. No estoy hablando de compartir de tu competidor más directo, pero seguro que hay varias empresas relacionadas en el sector que por ubicación tal vez no son competidores y están generando contenido que puede gustar a tus usuarios.

Vale que vas a redirigir tráfico a otras páginas, pero si realmente ese contenido es bueno y gusta a tus usuarios, eres tú quien se lo ha facilitado.

Esto también depende de la red social, tal vez en Facebook y según tu ritmo de publicación, puedes tomar la decisión de publicar contenido exclusivamente tuyo.

Sin embargo, redes sociales como Twitter son escenarios perfectos para compartir contenido de todo tipo y de diversas fuentes.

#7. Más botones sociales que redes existen

Puedes tener presencia en 7 redes sociales diferentes pero seguro que para tu blog algunas son mucho mejores que otras.

Igual trabajas una cuenta de Instagram o Pinterest muy visuales pero en tus post no sueles publicar estas imágenes o infografías que sean susceptibles de compartir.

Entonces, ¿por qué darle la misma importancia a estos botones sociales que a los de otras redes?

Tal vez para tu blog, tus redes sociales más potentes e interesantes son Facebook o Twitter, por lo que deberías destacar por encima de todo estos dos botones y el resto en menor medida.

Puedes ver el sistema que utiliza Mashable, donde resaltan la importancia de Facebook y Twitter y luego te dan un botón “+” para que veas más opciones.

Botones para compartir de Mashable

Otra alternativa es el que utilizo en Comunidad Blog donde muestro también Google Plus y LinkedIn pero de forma mucho más discreta.

Botones para compartir de Comunidad Blog

Si quieres personalizar tus botones sociales de forma fácil y utilizas WordPress, puedes probar con el plugin Flare, es gratis.

Conclusión

Espero que estos 7 puntos te hayan servido para comprobar que algunas técnicas que tal vez creías útiles, realmente son un error que te están haciendo perder el tiempo en tu estrategia de social media.

Si vas a empezar a llevar tus propias redes sociales asegúrate de grabarte a fuego estos 7 errores para evitar cometerlos.

Ten en cuenta que el marketing online cambia a un ritmo vertiginoso y lo que en el paso podía funcionar, en la actualidad no tiene sentido.

 

Seguir leyendo…

http://nosinmiscookies.com/errores-estrategia-social-media/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s