La independencia, ¿Idilio o suicidio?

Tomado de: http://www.bienpensado.com

Por: David Gomez

Música de Longzijun

En esta entrevista que le realicé a Francy Valencia, especialista en acompañar profesionales que se lanzan a la independencia, conoceremos por qué este camino no siempre es la solución, qué hacer al respecto y qué opciones existen para no morir de hambre.

Temas tratados en la entrevista:

La independencia no siempre es la solución

  • La independencia es un camino y una motivación para lograr algo; no un escape para huir de algo (jefe o empresa).
  • Aunque la profesión y empresas en las que trabajamos nos “rotulan”, (por ejemplo “Mi experiencia es en Ventas en el sector de los Seguros”); esto no implica que no pueda desempeñarse en otras industrias. Los rótulos no lo definen. Son las competencias adquiridas las que determinan para qué es bueno.
  • La solución no siempre es independizarse, piense en reinventarse siendo empleado: Busque otras opciones dentro de la misma compañía o en otras empresas.
  • La independencia no es solo un cambio de trabajo; es sobre todo, un cambio mental y emocional.

Mitos de la independencia

  • Si está cansado de tener jefe, quiere ganar más dinero y tener más tiempo para usted y su familia; tenga claro que esto es lo que menos tendrá en los primeros años. No tendrá dinero, verá poco a su familia, renunciará a comodidades y no disfrutará de vacaciones en un buen tiempo. ¿Está dispuesto a renunciar a eso?
  • La independencia tiene un costo. Es poco romanticismo y muchísimo trabajo.
  • No hay garantía de éxito. Puede que después de tres o cinco años de esfuerzo, fracase. Es convivir todos los días con la incertidumbre.

Cómo independizarse sin suicidarse

  • Hágase las preguntas correctas. ¿Por qué quiere independizarse? Si es porque no quiere tener jefe y desea disponer de más tiempo, siga siendo empleado. Si es un propósito superior que tiene viabilidad de mercado, siga adelante.
  • Como cualquier marca, diseñe un plan de negocio. Defina una clara estrategia de ventas y marketing. La mayoría de emprendimientos fracasan por falta de planeación en la consecución de clientes.
  • Defina su oferta profesional. Entienda cuál es su súper poder, algo por lo que la gente felizmente pagaría.
  • Defina su oferta de producto, ¿Qué va a vender? No es algo evidente. Defina claramente qué resuelve y qué no. Ser “de todito” no es para nada una opción.
  • El que necesite el dinero no es excusa para que acepte cualquier trabajo. El “Se le hace” o “Se le tiene” no es una estrategia de negocio.
  • Reducir es multiplicar. Entre más se enfoque, más especializado y diferenciado se vuelve. El mercado paga por expertos, no por generalistas.
  • Hágase visible. ¿Cómo sabrá la gente que usted existe y tiene un maravilloso diferencial? Ser bueno no es suficiente, tiene que hacerse notar.

Antes de lanzarse al romanticismo de la independencia, evalúe muy bien qué es lo que quiere y sepa que es un camino muy gratificante, pero arduo. Recuerde que siempre tiene la posibilidad de reinventarse. No se lance al vacío antes de definir su plan personal.

Seguir leyendo…

http://bienpensado.com/la-independencia-idilio-o-suicidio/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s