“Centennials”: los nuevos consumidores

Por: Manuel Noriega

Los “millennials”, también conocidos como Generación Y, acaparaban hasta ahora la atención, pero a medida que los “centennials” entran en la etapa adulta, cada vez son más los que se interesan por esta generación, también llamada “Z”. 

La horquilla de edad en la que se sitúan los pertenecientes a la Generación “Z” fluctúa dependiendo de las fuentes que se consulten. Algunas sitúan como “centennials” a los nacidos entre 1994 y el 2010, los nacidos a partir de ese año se consideran Generación Alpha. Otras fuentes señalan el inicio de los “Z” en 1997, hasta la actualidad.

El interés en esta generación surgió, principalmente, de la llegada de sus miembros a la edad adulta. Ya se están incorporando al mercado laboral, eligiendo las carreras que desempeñarán en el futuro y comienzan a consumir de manera autónoma.

Todo ello marcado por las nuevas tecnologías. Si los “millennials” vinieron al mundo con un pan debajo del brazo, los “centennials” lo hicieron con un teléfono inteligente o “smartphone”.

Y esta es una de las principales características que diferencian a la generación “Z” de la “Y”: los primeros son prácticamente nativos digitales.

 Internet ha formado parte de su vida desde los primeros años de consciencia y no cabe en su rutina tener que consultar un pesado tomo de una enciclopedia para encontrar información.

El uso de las tecnologías e internet también ha variado la forma en la que estos individuos se relacionan con su entorno, como construyen su red social.

La vida de los “centennials” está ligada a la exposición tecnológica y al relacionamiento entre ellos de manera indirecta, a través de pantallas.

Los “millennials” añoran aquellos años de infancia en los que no todo quedaba registrado en un móvil, mientras que los “centennials” lo asumen como algo natural.

CREATIVOS, SOBREINFORMADOS Y SENSIBILIZADOS.

La generación “centennial” es considerada un grupo de alto valor por su creatividad y su capacidad de innovación. Haber crecido y vivir en un entorno altamente conectado les ha dotado una gran capacidad de adaptación y desarrollo en el medio digital y en las nuevas tecnologías.

Según un estudio elaborado por el Business School de la Universidad de Deusto (Bilbao, norte de España), para estos jóvenes el conocimiento se les ha presentado plano, sin jerarquías ni compartimentos.

Además, han crecido en una sociedad líquida, diversa y, en muchos momentos, en crisis, lo que ha modelado su personalidad.

Los “centennials” son menos gregarios y no se conforman con los mensajes que lanzan los medios de comunicación tradicionales y las marcas, según cuenta la autora del libro “Knowmads: Los trabajadores del futuro”, Raquel Roca.

 La escritora defiende que a los “Z” les gusta diferenciarse y están más sensibilizados con el medioambiente y la justicia social.

LOS CONSUMIDORES, LÍDERES Y TRABAJADORES DEL FUTURO.

Muchos de sus “hermanos” mayores “millennials” aún recuerdan las televisiones de tubo catódico, el teléfono fijo o el fax; hablan de centros comerciales como lugares de ocio y de lo que se podía presumir de tener un “walkman” en sus años jóvenes.

Los “centennials” se mueven más cómodamente entre tabletas y drones. Puede que apenas pisen tiendas físicas y que la compañía de compras “online” Amazon sea el lugar en el que, a golpe de clic, hagan casi todas sus compras navideñas.

Sus hábitos de consumo han cambiado significativamente. Según el mismo estudio de Deusto, casi uno de cada dos jóvenes que entrevistaron para el estudio, 600 en total, declaró que hacía la mayoría de sus compras en Internet.

No solo cambia cómo compran, también el qué. Marcados por esa conciencia social que parece estar más extendida entre los “centennials”, la sostenibilidad es un factor que tienen muy en cuenta a la hora de adquirir un bien o un servicio.

Sin embargo, también son muy consumistas y, en ocasiones, priman la cantidad sobre la calidad, como en el caso de la “fast fashion”, las prendas baratas que tienen poca vida útil.

Por otro lado, también están entre los principales clientes de marcas de ropa que apuestan por materiales reciclados.

En cuanto a sus aspiraciones laborales, la Generación Z, según el estudio, continúa con la tendencia al emprendimiento que inauguraron sus predecesores, los “millennials”.

Según los datos de la consultora internacional Universum, más de la mitad de los 50.000 adolescentes que entrevistaron mostraban interés en lanzar su propio negocio en el futuro.

Y este interés no tiene únicamente una razón económica detrás, sino que viene ligado a otros aspectos como la independencia, la flexibilidad, la autogestión y las ganas de mejorar el entorno.

A la hora de enfrentarse a la búsqueda de empleo, aquellos que deciden no emprender entre los “centennials” se preocupan por encontrar un puesto que encaje con su manera de ser y de ver la vida.

Además, se sienten amenazados por la posibilidad de no tener oportunidades de crecer o de fracasar en sus propósitos profesionales. Asimismo, dan mucha importancia a la conciliación de la vida personal y laboral.

Los “centennials” serán, según los responsables del informe de Deusto, los protagonistas de lo que se conoce como “gig economy” y que se entiende como “una gran red de trabajadores autónomos que, enlazados en cadena, generan un gran proyecto”. Por lo que la vinculación de estos profesionales será más y mayor con proyectos que con los empleadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s