Las 3 cualidades más valiosas de un líder con mayúsculas en épocas de vacas flacas

lider

En tiempos de crisis un líder verdaderamente digno de lucir este apelativo debe esforzarse por impedir que lo que ya es a todas luces un desastre se convierta en una catástrofe.

Ser un buen líder es una labor extraordinariamente compleja independientemente de la época que la que ésta se acometa. Pero en 2020, y con la pandemia del coronavirus firmemente apalancada en el horizonte, el liderazgo se ha tornado en un hueso aún más duro de roer.

En tiempos de crisis un líder verdaderamente digno de lucir este apelativo debe esforzarse por impedir que lo que ya es a todas luces un desastre se convierta en una catástrofe.Y para ello deben darse cita en sus entrañas las 3 cualidades que disecciona a continuación Inc.:

1. Compasión

Cuando las vacas flacas llaman a la puerta, los líderes deben hacer frente a decisiones extraordinariamente difíciles. Los despidos son a veces inevitables y en ocasiones hay que meter también la tijera a los salarios de los empleados y echar abajo ambiciosos proyectos.

Un líder no tiene a menudo más opción que tomar decisiones difíciles, pero sí tiene la última palabra sobre la manera en que implementa tales decisiones. Confrontados con decisiones dolorosas, los líderes deben asumir la responsabilidad que les toca a este respecto y comunicarlas al equipo a su cargo con un mínimo compasión.

Cuando es heraldo de malas noticias, un jefe debe dar muestra de su pesar y su preocupación. Puede que la compasión no pueda revertir las malas noticias en buenas, pero marca definitivamente la diferencia.

3. Comunicación

Un líder no tiene lamentablemente en su mano hacer del mundo que le rodea un lugar menos caótico, pero sí puede y debe mantener informado a las personas a sus cargo de los últimos acontecimientos para no torturarles inútilmente con la carestía de información.

Comunicar a los empleados que sus puestos de trabajo no correrán peligro durante el mes que viene es definitivamente mejor que no decir nada y admitir que tarde o temprano habrá recortes de plantilla es también preferible a que los trabajadores vivan en la ignorancia

3. Comunidad

A los tiempos difíciles se les hinca mejor el diente en compañía de otras personas, por lo que un líder debe velar por mantener incólume el sentimiento de unidad y comunidad en su equipo, algo que es también perfectamente posible en la ubicua era del teletrabajo.

Una buena manera de lograr que no se agriete el sentimiento de comunidad en un equipo es promover la denominada seguridad psicológica, la libertad para criticar y cometer errores frente a los demás sin miedo a afrontar después consecuencias adversas.

En tiempos inciertos es además especialmente importante abrir muy bien las orejas para escuchar las ideas de los empleados, aun cuando suenen a bote pronto completamente descabelladas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s